#Attribution1 {display: none;}

miércoles, 25 de mayo de 2016

Reseña «El verano del soldado alemán», de Bette Greene



Bueno, como lo he prometido (aunque tarde), aquí traigo una nueva reseña. Se trata de un libro que una vez que llegó a mis manos, no lo he podido abandonar. Se los juro. A mi madre no le gustó (y eso que ella lo ha comprado), pero déjenme decirles que es una lástima, pues a mí me ha encantado.
Antes de comenzar con mi opinión, les dejaré la sinopsis y las especificaciones:

NOMBRE COMPLETO: El verano de mi soldado alemán
NOMBRE ORIGINAL: Summer of my german soldier
GÉNERO: Ficción histórica
TIPO: Autoconclusivo
AUTORA: Bette Greene
IDIOMA: Español
PÁGINAS: 267
AÑO DE PUBLICACIÓN: 1973
EDAD SUGERIDA: A partir de 15 años
EDITORIAL DE LA EDICIÓN DEL EJEMPLAR: Montena Mondadori
ISBN: 84-8441-156-7

"Segunda Guerra Mundial. El escenario: una pequeña ciudad de Estados Unidos, poco acostumbrada a los sobresaltos. Los protagonistas: por un lado, Patty, una chica judía de doce años, solitaria, desmañada e incapaz de complacer a sus padres; por otro, Anton, un joven soldado alemán que llega a la ciudad como prisionero. Entre ellos surge una amistad imposible, sobre todo cuando Anton se escapa del campo de prisioneros".

Muchos podrán haberse llevado una sorpresa, y yo no estuve exenta de ello cuando lo leí por primera vez. 
Patty es una judía intrépida y vívida de doce años que vive en Jenkinsville, una pequeña ciudad ubicada en Arkansas, Estados Unidos. Es la mayor de las dos hijas del matrimonio de Pearl y Harry Bergen, quienes mantienen la mejor tienda de la ciudad: el "Almacén Bergen", donde Patty debe hacerse cargo de la venta diaria del negocio. 
Su vida transcurre intentando no enfadar a sus padres, quienes se demuestran poco afectuosos con ella, pero que sin embargo tratan a la más chica como la reina de la casa, la pequeña Sharon

Patty se siente incomprendida, sola y fea. Su madre Pearl, por una parte, es una bella mujer, admirada por todos los hombres de la ciudad: elegante, fina y delicada, trata por todos los medios de hacer que su hija sea más obediente, cariñosa y tenga el mejor aspecto de todos, enviándola a la peluquería para que conviertan su cabello en algo aceptable, aunque los resultados no son muy exitosos. La protagonista la describe como "una mujer con un rostro que refleja la visión artística de la sensibilidad, la inteligencia y el amor". Por otro lado, su padre es un viejo hombre rudo que no se relaciona mucho con Patty, manteniendo una extensa distancia con ella. No obstante, cada vez que ella muestra caridad con un muchacho de su edad de recursos bajos, o simplemente provocarlo con algo que no sea de su agrado, no duda en ponerle la mano encima y hacerla "recapacitar".

Así transcurre la vida de la muchacha: nos cuenta que es aburrida y monótona. Sin embargo, todo cambia el día en que ve que un tren cargado con prisioneros de guerra nazis llega para instalarse en el campo de Jenkisville. La noticia es tomada a la ligera por su padre cuando Patty intenta relatarle lo sucedido. Una tarde en que la muchacha se encuentra en el almacén, los guardias del campo llevan a los prisioneros a comprar sombreros de paja para protegerse del sol cuando recolecten algodón. Mientras ayuda en la tienda, conoce al prisionero Anton Reiker, un muchacho de ojos verdes, tez morena y pelo oscuro que, sorprendentemente, habla un excelente inglés. Con celeridad, construyen una amistad en la que Patty desea que fuera algo más allá de eso.

Unos días más tarde, Patty descubre desde la ventana de su casa (ubicada al frente de la estación de ferrocarriles) a Anton escapándose del tren. Ella le llama y le da refugio en su escondite secreto, un espacio en desuso sobre un garage abandonado al lado de su casa. Junto a Ruth (la criada de la familia, y que según Patty es la única mujer buena en el mundo), le lleva comida y noticias todos los días. 

Va pasando el tiempo y Patty va conociendo facetas de Anton que le parecen muy interesantes e, inevitablemente, va cayendo más y más enamorada de él. Patty sabe que es un amor imposible, ya que Anton solo desea mantener esa amistad.

Como si fuera poco, cada vez todo se vuelve más complicado para esa amistad prohibida, pues la ciudad entera sabe que hay un fugitivo suelto y las autoridades no pararán hasta dar con él. A partir de allí, Patty emprenderá un camino de lucha, por el que tratará de mantener vivo y en secreto a su mejor y único amigo, Anton.

Quizás el final los deje con un sabor amargo en la boca, pero a pesar de la conclusión, de verdad que lo recomiendo como uno de los mejores libros históricos situados en la Segunda Guerra Mundial. Lleva impreso un realismo que en muy pocas obras pude encontrar, además está el hecho de que muchas partes me hicieron derramar unas cuantas (o bastantes, si vamos a ser sinceros) lágrimas, tanto de indignación, tristeza o ternura. 
Recomiendo al cien por ciento esta lectura, sobre todo porque más allá de que sea una mera ficción, guarda valores y enseñanzas que muchas veces damos por sentados, y no es hasta que los vemos reflejadas en hechos cuando entendemos la importancia que atesoran.
Lo leí como cinco veces, y todavía no me he cansado. Sinceramente (esto parecerá una locura, lo sé), lo leo siempre con las mismas ganas de que cada vez el final fuera uno diferente, pero eso nunca ocurre ni ocurrirá, así que siempre termino empapando el libro de lágrimas (maldita sensibilidad que llevo).
En fin, aquí les dejo los extras:

PUNTOS A FAVOR Y EN CONTRA (apreciaciones personales):

-Es una lectura bastante ligera, por lo que pueden acabarla en menos de una semana.
-Imposible no enamorarse de Anton, les aviso chicas xD.
-Quizás hubiera estado bueno que la autora profundizara más con algunos personajes, tales como Sharon o Ruth.

PELÍCULA: «EL VERANO DE MI SOLDADO ALEMÁN»
La misma está disponible desde 1978 en Internet. 


BIOGRAFÍA DE BETTE GREENE

Nació un 28 de junio de 1934 y es la autora de varios libros para niños y adultos, incluyendo El verano del soldado alemán y El ahogamiento de Stephan Jones. Greene se crió en Arkansas, donde sobresalía como una niña judía en el sur americano durante la Segunda Guerra Mundial. Sus libros se centran en temas de la injusticia y la alienación. Su libro, El verano del soldado alemán, se basa en gran medida en su infancia. En la actualidad reside en Florida


Pronto, en la sección de Citas Favoritas, encontrarán aquellas frases que más me gustaron.¡Eso es todo! ¿Me comentan qué les pareció? ¿Leyeron el libro?

1 comentario:

1 comentarios:

Mi mundo creativo dijo...

¿Quién puede prestarme el libro o la película?

Publicar un comentario