#Attribution1 {display: none;}

sábado, 9 de julio de 2016

Reseña «En nombre del amor», de Nicholas Sparks


¡Hola! Estoy de acá de vuelta con una nueva reseña, esta vez de la mano del célebre escritor Nicholas Sparks. Este libro no es tan famoso como sus obras más conocidas (Querido John, El Cuaderno de Noah, Un Paseo para Recordar, entre otros), pero aun así ha llegado a la pantalla grande. Sin más, primero les presento la ficha técnica:

NOMBRE COMPLETO: En nombre del amor
NOMBRE ORIGINAL: The Choice
GÉNEROS: Romance, Drama
TIPOAutonconclusivo
AUTOR: Nicholas Sparks
IDIOMA: Español
PÁGINAS: 299
AÑO DE PUBLICACIÓN: 2007
EDAD SUGERIDA: A partir de 16 años
EDITORIAL DE LA EDICIÓN DEL
EJEMPLAR: Roca Editorial
ISBN: 978-84-9918-765-5



"Travis Parker tiene todo lo que un hombre pueda desear: un buen trabajo como veterinario, amigos fieles e, incluso, una casa delante de un lago en una pequeña localidad de Carolina del Norte. Le gusta la vida y aprovecharla al máximo, aunque hay algo que se resiste a probar: enamorarse. 
Pero semejante propósito desparece por completo en el momento que conoce a Gabby Holland, una asistente pediátrica que se acaba de mudar al barrio de Travis. 

Él ha procurado ser un buen vecino, la ha invitado a sus reuniones y a pasar el día con sus amigos en su lancha, pero ella rechaza cada uno de los intentos, en parte porque le sería demasiado fácil sentirse atraída por él. Y eso sería un problema, ya que Gabby tiene novio".



Bien, comenzaré diciendo que, a simple vista de la sinopsis, el libro (a comparación de las otras obras del autor) no ofrece ningún aspecto "llamativo u original". Tenemos en la primera parte de la novela, a modo de presentación, dos protagonistas, Gabby Holland y Travis Parker, los cuales son vecinos adultos, pero cuyas actitudes o comportamientos son dignos de unos chiquillos de secundaria. Travis es un hombre soltero de treinta y dos años, que disfruta del gimnasio y de los deportes de riesgo. Es hostigado constantemente por las esposas de sus amigos para encontrar de una vez una pareja que lo haga feliz por el resto de su vida. A pesar de seguirles la corriente en un par de ocasiones, sabe que las chicas con las que suele frecuentar no se asemejan ni un ápice a lo que él desea en realidad: una mujer que comparta las mismas aficiones al aire libre que tanto le apasionan, aunque no está seguro de hallar a esa mujer. Por otro lado, tenemos a Gabby, una asistente médica de veintiséis años que llega al pueblo de Beaufort buscando la independencia de sus padres y un lugar tranquilo donde instalarse y disfrutar de su trabajo. Es una chica con carácter, sincera y directa, lo cual contrasta fuertemente con la serenidad de Travis. 
La primera conversación que surge entre ellos no es la más cordial del universo (fruto de un altercado entre las mascotas de sus respectivos dueños), ni tampoco lo son las siguientes. Sin embargo, con el pasar de los días, Travis aparta su lado bromista y condescendiente, dando paso a una faceta familiar para sus amigos pero desconocida para la propia vecina: su lado "profundo". Gabby empieza a ablandarse y a demostrar que ella también puede ser parte de esa relación cordial entre amigos que comienza a gestarse.
Entiende que él es más que una cara bonita, pero cree que esa atracción que comienza a sentir por él solo se debe a su aspecto físico y no a su intelecto, por lo que decide establecer una distancia que se limite únicamente a la amistad.
Hasta aquí, nada fuera de lo común, nada nuevo por lo que desvelarse cada noche.  Ella va debatiéndose a lo largo de la trama si es bueno caer enamorada de él, ya que supondría un grave problema en la relación que mantiene con su novio de hace cuatro años, Kevin. Ella espera formar con él una familia, casarse y vivir de su profesión. Mientras tanto, Travis se pregunta qué tiene Gabby que las otras mujeres con las que estuvo no, y está dispuesto a averiguarlo.
Sinceramente, lo leía con expectativas bajas, sin intenciones de encontrar un súper conflicto. Creo que la primera parte de la novela es para leer con calma, quizás unas cuantas páginas antes de irse a dormir o antes de partir hacia el trabajo, ya que no busca ser pretenciosa ni cautivadora, sino ambientar al lector para lo que se viene. Es por ello que pienso que la sinopsis no se corresponde con el verdadero argumento o conflicto que Nicholas quiere transmitir con su escrito, pues la verdadera "decisión" a la que debe enfrentarse se devela recién en la segunda parte. Allí se expone una versión diferente del protagonista: sus actitudes demuestran que ha madurado lo bastante como para pensar las cosas de otra manera. 
Fiel a su estilo, Nicholas sumerge a los lectores en un ambiente romántico, teñido por los dramas propios de un protagonista que no encuentra su rumbo y que debe adaptarse de la mejor manera a la situación que le tocó vivir. Los personajes, debo admitir, no son de cartón y saben expresar con convicción sus sentimientos; por ello tengo que felicitar al autor al darle ese realismo que muy pocos pueden lograr. No obstante, debo hacer un comentario respecto a la narración de mi edición: no sé si la traducción fue leal a la edición original, pero reconozco que hubo un abuso en el empleo de adverbios terminados en "mente", lo cual convirtió a la lectura en algo tediosa (¡incluso en una oración encontré cuatro adverbios de este tipo bastante seguidos!). No hay que usarlos de más, porque le quitan profesionalidad y estilo a las descripciones. Además, noté que hubo pocos verbos "dicendi" en los diálogos, lo que a veces me llevaba a marear cuando intentaba adivinar quién estaba hablando y en qué tono lo hacía.
Para sintetizar, diré que no me enamoré de este libro. No me pareció tan malo, pero tampoco me fascinó. No me pareció sorprendente el motivo que lleva al personaje a plantearse tantas cuestiones, lo consideré un tanto cliché, ya que lo he visto en otros libros. Creo que Sparks se lució verdaderamente en «El cuaderno de Noah» y en «Un paseo para recordar». Sin embargo, sí encontré esencia y encontré el mensaje que quería hacernos llegar su autor: ¿realmente vivimos la vida que queremos o solo hacemos lo que nos parece más correcto? Y, ¿cuánto estamos dispuestos a hacer por amor? Pese a este interrogante profundo y que nos obliga a reflexionar, no quedé cautivada, pero agradecí que la intención del autor no fuera crear una gran historia de un enamoramiento adulto, sino mostrar que el miedo o la desesperación a veces son los conductores de nuestras elecciones arriesgadas porque el amor lo puede más.
La recomiendo como una novela "light", que puede ser leída muy rápido. 



BIOGRAFÍA DE NICHOLAS SPARKS

Nicholas Charles Sparks (Omaha, Nebraska, 1965) es un escritor estadounidense, cuyas novelas han alcanzado éxito internacional.Trabajó en diversos empleos y escribió su primera novela: El diario de Noah, la cual fue llevada a la pantalla grande y trajo aparejado mucho éxito alrededor de todo el mundo.Su género literario es la novela romántica, siendo sus lectores principalmente mujeres. 

¿Me cuentan qué les pareció? ¡¡¡Besooos!!!



 



2 comentarios:

  1. Hola !
    Aún no lo he leído, espero que este bueno, muchas gracias por la reseña :)

    Aquí me quedo, te sigo!

    Me gustaría que te pases por mi blog literario para ver qué te parece y si te gusta, sígueme :).

    saludos nos leemos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias por tomarte el tiempo de leerla! Buenísimo, me estaré pasando por allí, entonces... ¡Saludos!

      Eliminar

2 comentarios:

Kosmisch dijo...

Hola !
Aún no lo he leído, espero que este bueno, muchas gracias por la reseña :)

Aquí me quedo, te sigo!

Me gustaría que te pases por mi blog literario para ver qué te parece y si te gusta, sígueme :).

saludos nos leemos!!

GabrielaAndrea97 dijo...

¡Muchas gracias por tomarte el tiempo de leerla! Buenísimo, me estaré pasando por allí, entonces... ¡Saludos!

Publicar un comentario