#Attribution1 {display: none;}

viernes, 22 de julio de 2016

Reseña «Puro», de Juliana Baggott


¡Buenas otra vez! Aquí estoy de vuelta, sobreviviendo al crudo invierno que azota las calles de Argentina. De verdad, está insoportable, y no hay con qué darle. Sinceramente, si no me agarró hasta ahora en cama, creo que lo hará muy pronto. Y no quiero que pase cuando justo esté retomando la facultad, de verdad que no. *Mejor me callo porque mi vida invernal no es interesante jaja*. 
Como se habrán dado cuenta, el blog está teniendo unos cambios para bien, y cada vez estoy más orgullosa de los resultados. He aprendido un montón de cosas (gracias a los tutoriales, genios de la vida) y ahora está todo más bonito. :) 
Hoy traigo Puro. Muchos habrán oído de él, un libro de distopía. En realidad no es tan conocido, pero ha recibido numerosas críticas positivas y eso me alegra porque me ha gustado mucho y se merece más que quedarse solo en modo libro. 
En fin, para ir a lo que nos importa, acá les cuento más o menos las especificaciones de la novela:

NOMBRE COMPLETO: Puro
NOMBRE ORIGINAL: Pure
GÉNEROS: Ciencia Ficción, Distopía, Narrativa Juvenil
TIPO: Saga La Cúpula
AUTORA: Julianna Baggott
IDIOMA: Español
PÁGINAS: 428
AÑO DE PUBLICACIÓN: 2012
EDAD SUGERIDA: A partir de 15 años
EDITORIAL DE LA EDICIÓN DEL EJEMPLAR: Roca Editorial
ISBN: 978-84-9918-504-0


"Pressia apenas se acuerda de las Detonaciones y menos todavía de cómo era la vida en el Antes. En el armario donde duerme, entre los escombros de una antigua barbería piensa en cómo el mundo se transformó en ceniza, polvo, cicatrices, quemaduras y cuerpos dañados, fundidos con objetos extraños. Están aquellos que se escaparon del Apocalipsis sin daño alguno, los Puros. Viven a salvo, dentro de la Cúpula que protege sus vidas, seres superiores y sanos. Pero Perdiz, cuyo padre es uno de las personas más influyentes de la Cúpula, se siente aislado y solo. Cuando por casualidad escucha unas palabras que le indican que su madre podría continuar viva, Perdiz lo arriesga todo, incluida su vida para salir a buscarla. Y ahí es cuando se topará con Pressia..."

Lo primero que voy a decir: me enamoré absolutamente de la portada. Es perfecta. Sencilla, sin pretensiones ni sobrecargas. Será por esto que lo primero que suele llamarnos la atención en un libro es su cubierta, y ahora puedo constatarlo con más seguridad. 
Dejando un poco de lado los aspectos físicos del libro, voy a meterme un poco más profundo en la trama. En primer lugar, Baggott nos presenta a Pressia, una joven de quince años que vive junto a su abuelo, a diez años aproximadamente de las Detonaciones. Estas últimas terminaron de poner patas abajo a un mundo que a largo plazo estaba destinado inminentemente a la destrucción y a la devastación. El planeta se convirtió en un una masa de tierra, escombrales y mucha ceniza. Pressia y su abuelo han quedado marcados por las secuelas de las Detonaciones: están fusionados a objetos que tocaron o sujetaron durante el gran episodio. En el caso de la muchacha, en vez de mano, lleva pegada una muñeca; en cambio, el abuelo porta como parte de su cuello un ventilador que acostumbra a empolvarse y a ocasionarle problemas en su respiración. 
Y no solo ellos han quedado "fusionados", sino que también ha habido mutaciones con animales e incluso personas, como ha de observarse más adelante. En ese mundo tan caótico, Pressia convive junto a innumerables criaturas que perdieron cualquier rastro de humanidad, como los "amasoides" (mezclas fusionadas de diversas personas) o los "terrones" (gente que se ha fusionado con la tierra). Sin embargo, ella ya se ha adaptado lo suficiente para saber cómo ha de eludirlas, pero aún no ha logrado darse cuenta cómo evitar lo que se le avecina: cuando cumpla dieciséis años, el temido grupo de la ORS (Operación Revolución Sagrada, una milicia que se auto impuso el poder luego de las Detonaciones y que siembra el miedo adondequiera que vaya) la encontrará y la tomará y entonces su futuro será incierto.  
Por otro lado, conoceremos a Perdiz, un chico de aproximadamente diecisiete años, valiente y decidido, que vive en la Cúpula: un espacio absolutamente cerrado (o no tanto, ya verán por qué), donde residen los supervivientes a las radiaciones de las bombas, los denominados purosLa vida en el interior es sumamente estricta y controlada. Desde jóvenes son adiestrados y sometidos a intensos estudios y "codificaciones", donde estas últimas incrementan el potencial humano elevándolo hasta el límite. Son convencidos de que son el futuro de la Cúpula, pero al mismo tiempo le son ocultados gran parte de la verdad, lo cual no tiene otro objetivo más que la dominación a su antojo de los residentes por parte de los adultos. No obstante, la aparente tranquilidad en la Cúpula se ve trastocada cuando Perdiz, uno de los puros, hijo de los más influyentes del emplazamiento, empieza a sospechar que su madre en realidad no está muerta como le han hecho creer y se aventura a salir de la seguridad de sus muros para encontrar respuestas. 
Pressia y Perdiz ignoran la existencia el uno del otro, pero la vida de ambos se cruza cuando Perdiz se arriesga para escapar a ese mundo diferente y desconocido con la esperanza de encontrar a su madre perdida. Pressia accede a ayudar a Perdiz con un fin paralelo e interno: él puede ser la clave que necesita para lograr que su abuelo sea asistido médicamente y quizás ella pueda liberarse también de la ORS. A partir de ese momento comienza la verdadera acción: escapar de la ORS, encontrar a la madre de Perdiz, saber qué fue del abuelo de Pressia, entre otros desafíos que entintan el argumento de la historia y la vuelven más interesante. Más tarde se sumarán más personajes, tales como Il Capitano (miembro de la ORS), un muchacho que no supera los veinte años, quien a pesar de su apariencia dura y confianzuda, esconde un corazón protector y leal a sus convicciones. También conoceremos a Bradwell, otro muchacho que acompañará al grupo de Pressia. Es un chico de ideales bien marcados, devoto de sus creencias, y es consumido por la idea de que la Cúpula debe ser destruida y que las cicatrices de los supervivientes deben ser mostradas con orgullo. Bradwell se ha fusionado con pájaros, que se alojan en su espalda. Puede parecer al principio un chico libertino y que no le interesan más que sus propios asuntos, pero al igual que Il Capitano, conserva una calidez en su corazón que a lo largo de la novela irá aflorando. Sin darse cuenta, él y Pressia irán construyendo una amistad (o quizás algo más) fuerte pero con altibajos que aparentarán ponerle fin a ese lazo que se está generando, pero que en realidad no hacen más que fortalecer esa unión. 
La narración puede chocar al principio. Bah, en mi caso fue como si me hubiera desconcertado, pero no porque fuera mala, sino porque no estoy acostumbrada a ella. Es el presente de la tercera persona, algo inusual en las novelas que suelo leer. Va alternando de personajes muy seguido, y debo admitir que eso me ha mareado bastante, porque si bien no cambia sustancialmente la forma de narrar en cada uno de los protagonistas (a decir verdad, la forma de pensar de cada uno es muy parecida y podrían hacerse pasar los unos por los otros), los lugares en donde se desenvuelve cada persona sí son diferentes y eso me mareó. Pero eso no quita que el hecho de que es una gran historia con un potencial que otras novelas de distopía no llegan a explotar ni en sus personajes ni en el hilo conductor. Julianna ha sabido informarse para crear un mundo bien consolidado pero a la vez anárquico por todos los lados en que lo mires. La autora ha sabido además no escatimar en detalles para que el lector pueda acoplarse al tiempo y al espacio: su pluma no duda en describir perfectamente los aspectos de sus personajes mutados, con sus deformaciones y todo lo que conlleva vivir en un mundo en ruinas. 
Mi personaje favorito es Lyda. La dejé para el último porque creo que ella es una de las mejores en el libro. No, no tiene gran participación; aparece cada tanto y en escenas que, siendo sincera, son bastantes banales. Ella es una chica de la edad de Perdiz, una pura que tuvo que abandonar la Cúpula (por órdenes de un personaje detestable y que no nombraré) para encontrar a Perdiz y pedirle que regrese junto a su familia. Me gustó más que los demás porque, a pesar de tomar involuntariamente una posición en la Cúpula por culpa de Perdiz, ella nunca planea venganza. Baggott la describe mediante Perdiz como una chica bonita, inteligente y dulce, que esconde un enamoramiento por el puro. Puede parecer inútil, pero en realidad ha sido de gran ayuda para los protagonistas. Es resuelta, audaz, y sobre todo le proporciona a Perdiz ese toque de ternura. Él la considera durante toda la trama de la historia, preguntándose qué será de ella, si lo odiará, si estará bien. Espero que en el segundo libro la autora le dé más protagonismo, porque sinceramente creo que ella se merece más que unas cuantas escenas insustanciales.
Puro refleja la codicia y el egoísmo del ser humano, pero también demuestra que después de la miseria y la desolación, siempre queda algo por lo que luchar, algo por lo que tener esperanza. Y eso es realmente lo que importa: no interesa cuán arruinado estés, qué tan malo sea todo a tu alrededor, si tienes algo por lo que vale la pena pelear, entonces pelea. 
¡Les recomiendo muchísimo esta novela! ¡Juro que cuando comiencen a leerla no pararán! Adictiva al cien por ciento.


BIOGRAFÍA DE JULIANA BAGGOTT

Julianna Baggott, escritora, ensayista y poeta americana. Ha publicado diecisiete libros en los últimos diez años. Comenzó a publicar cuando tenía veintidós años y vendió su primera novela cuando aún estaba en la veintena. Después de licenciarse en la Universidad de Carolina del Norte en Greensboro, publicó Girl Talk, que fue un best-seller nacional y fue rápidamente seguido por The Miss America family. En español ha publicado Antes de ti (2011) y Puro (2012) También escribe novelas para los lectores más jóvenes bajo el seudónimo de NE Bode.  

¿Me cuentan qué les pareció? ¿Está en sus listas de lectura o ya la han leído?

0 comentarios:

Publicar un comentario

0 comentarios:

Publicar un comentario